Tortilla de patatas para tapear

Llevaba mucho tiempo queriendo hacer una tortilla de patatas para el blog! Por fin me he decidido, pero además, he decidido hacer esta tortilla con menos calorías, pues entre las patatas, la harina y el aceite, resulta una receta con muchas calorías. Lo que he hecho ha sido hervir las patatas en lugar de freírlas, así ya se reduce un poco las calorías de la receta original.

Hay recetas de tortilla de patatas vegana en muchísimas webs y blogs, por eso también he querido hacer una presentación ideal para servir de tapeo, para picar, para una cena, etc.

Bien, pues aquí van los ingredientes que se han utilizado para ésta receta:

  • “Leche” de soja.
  • Seis patatas medianas.
  • Una cebolla.
  • Aceite.
  • Pimentón dulce.
  • Cúrcuma.
  • Harina de garbanzos.
  • Harina de tapioca.
  • Levadura.

Primero hervimos las patatas enteras. Cuando estén hechas, las retiramos del fuego para que se enfríen.

Mientras se enfrían las patatas, cortamos la cebolla en trozos más o menos pequeños y la ponemos a sofreír, con el mínimo aceite posible. Mientras la cebolla está en el fuego, vamos pelando y cortando las patatas. Cuando la cebolla ya esté lista, añadimos las patatas y las salteamos junto con ésta.

Mezclamos la harina de garbanzos y la de tapioca con la “leche” de soja. Más o menos, cuatro cucharadas de harina de garbanzos y una cucharadita de harina de tapioca. La mezcla será aproximadamente de la densidad de los huevos batidos. Añadimos también una cucharadita de levadura, el pimentón dulce y la cúrcuma. Si vemos que falta mezcla, podemos poner más cantidad de éstos ingredientes (dependerá del tamaño de las patatas).

Cuando las patatas estén ligeramente doradas, las retiramos del fuego y añadimos a la mezcla de harinas, “leche” de soja y especias. Removemos bien mientras la sartén está en el fuego con un poco de aceite calentándose. Cuando el aceite esté caliente, vertemos la mezcla.

Pondremos el fuego al mínimo por un lado antes de dar la vuelta y dejar otros 10 minutos. Si vemos que el fuego no ha sido suficientemente fuerte como para dejar un buen color a nuestra tortilla, la dejaremos un poco más de tiempo. En mi caso, con 8 minutos por cada lado fueron suficientes.

La tortilla no debería quedar demasiado seca por dentro, así que es probable que tengamos que hacer varias pruebas antes de conseguir que nos quede como nos gusta.

Ya tendremos nuestra tortilla hecha! Ahora podemos comerla caliente después de cocinar. También podemos esperar a que se enfríe y guardarla en la nevera para comer fría, que es como me gusta más a mí particularmente. Por eso hice estas tapas para compartir, con pan con tomate, que quedaron deliciosas.

Espero que os haya gustado mucho ésta receta y que la disfrutéis!

Que aproveche!

Go vegan!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s